Miércoles de ceniza.

VII domingo del tiempo ordinario.

Queridos hermanos celebramos el  séptimo domingo del tiempo ordinario. Hasta este domingo llegamos celebrando el tiempo ordinario, lo interrumpiremos para dar paso a la cuaresma, que iniciará con el Miércoles de Ceniza de esta misma semana. En las lecturas de hoy se ve muy bien la estrecha relación que se busca entre la primera y el evangelio: la lectura del AT anticipa la lección que nos dará Jesús en el evangelio, con muy parecidas motivaciones para el amor fraterno, que es el aspecto que caracteriza más a este domingo. El sermón del monte que nos ha venido relatando el evangelio de San Mateo los domingos anteriores, continúa esta vez con recomendaciones dedicadas a la caridad fraterna, en las que también quiere Jesús que sus seguidores hagan algo «extraordinario», algo más que la mera justicia.

Estas son las lecturas de este domingo y el video del evangelio.

VI domingo del tiempo ordinario.

Nos disponemos, queridos hermanos, a celebrar el Sexto Domingo del Tiempo Ordinario este 16 de febrero.
En la escuela de Jesús, que vamos siguiendo domingo tras domingo, aprendemos cuál es la mentalidad del Maestro que nos ha enviado Dios, comparada con la del AT y los maestros del tiempo de Jesús. Siguiendo el «sermón de la montaña», vemos cómo Jesús supera la Ley antigua, en una línea de mayor profundización y autenticidad.

Estas son las lecturas de este domingo junto al vídeo del evangelio.

V domingo del tiempo ordinario


Nos preparamos en torno al altar para compartir juntos el Banquete del Señor, en este quinto domingo del tiempo ordinario. En esta y otras celebraciones, estamos acostumbrados al simbolismo de la luz. Hoy tenemos velas encendidas en el altar y en el Santísimo (…). En las lecturas de hoy se dirige este simbolismo a la vida misma del cristiano: es la persona del creyente la que tiene que ser luz para los demás. Esto nos lo dicen el profeta en la primera lectura y Jesús en el evangelio. Inmediatamente después de la lista de bienaventuranzas, que leíamos el domingo anterior, pasa Jesús, en su sermón del monte, a hacer estas afirmaciones de hoy: nosotros, como cristianos, somos sal y luz del mundo.

Veamos las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio para disfrutar en familia.

Únete con nosotros.

Presentación del Señor.

“En el encuentro entre el anciano Simeón y María, joven madre, el Antiguo y el Nuevo Testamento se unen de modo admirable en acción de gracias por el don de la Luz, que ha brillado en las tinieblas y les ha impedido que dominen: Cristo Señor, luz para alumbrar a las naciones y gloria de su pueblo Israel. El día en que la Iglesia conmemora la presentación de Jesús en el templo, se celebra la Jornada de la vida consagrada. De hecho, el episodio evangélico al que nos referimos constituye un significativo icono de la entrega de su propia vida que realizan cuantos han sido llamados a representar en la Iglesia y en el mundo, mediante los consejos evangélicos, los rasgos característicos de Jesús: virgen, pobre y obediente”. (Benedicto XVI, 2 de febrero de 2012).

Muchos ojos vieron y muchas manos tocaron a Aquel Niño que iban a circuncidar. Pero sólo unas manos lo tocaron con fe y unos ojos se emocionaron hasta decir que ya no le daba miedo la muerte. Eran las manos y los ojos del Anciano Simeón. No basta tocar a Jesús. Hay que tocarlo con fe.

Estas son las lecturas que el Señor nos regala este domingo junto con el vídeo del evangelio.

 

 

Translate »
Ir a la barra de herramientas