Ir a la barra de herramientas

Domingo IV de Adviento.

Nos  encontramos ya en el último domingo de preparación para el Nacimiento del Señor, un motivo que nos llena de alegría en medio del adviento. La liturgia del día de hoy pone su acento en el papel importantísimo de María, la mujer que dijo sí al proyecto de salvación de Dios. María fue la que mejor vivió el Adviento y la Navidad: ella, la que “le esperó con inefable amor de Madre”. Ella puede ayudarnos a vivir la Navidad con mayor profundidad desde nuestra fe, no conformándonos con las claves de la propaganda de consumo de estos días y acogiendo a Dios en nuestra vida con el mismo amor y la misma fe que ella.

Estas son las lecturas de este domingo. También les dejamos el vídeo del evangelio para ir preparando la navidad en familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 12 =

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: