Ir a la barra de herramientas

Domingo XXI del tiempo ordinario.

Nos encontramos reunidos como hermanos en torno al altar de Dios, para celebrar el XXI domingo del tiempo ordinario.

Hoy las lecturas se centran en los designios insondables de Dios para elegir a quienes él quiere poner al frente de su pueblo. Resalta la elección de Pedro, como piedra visible sobre la que funda su Iglesia y la entrega de las llaves del Reino de los Cielos.

Damos gracias a Dios por formar parte de su Iglesia y estar bajo la autoridad del sustituto de Pedro.

El profeta Isaías presenta la sustitución de un mayordomo real. El traspaso de poderes está simbolizado, entre otros distintivos, en la entrega de llaves, una imagen que remite al evangelio de Mateo y recuerda la nueva misión que Jesús encarga a Simón Pedro como servidor de su Iglesia. Ante esta decisión del Señor, brota del corazón creyente una oración de alabanza que bien puede ser la que expresa Pablo en la Carta a los Romanos: ”¡Qué insondables sus decisiones!”, y otra de petición que se hace eco del salmo: “No abandones la obra de tus manos”. 

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio para disfrutar en familia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − uno =

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: