Ir a la barra de herramientas

Domingo XXVI del tiempo ordinario.

El Señor trae para nosotros un mensaje que nos confronta con nuestra forma de ser. Te invita a un diálogo y a la acción. Son muchas las ocasiones en que contestaremos sin meditar en lo que decimos y la conciencia nos lleva a la conversión para actuar conforme al llamado de Dios y en armonía con las enseñanzas de Cristo. Te invito a que tu palabra y tu acción vayan de la mano para agradar más a Dios.

San Mateo nos dice que es más importante el hacer que el decir. Lo ideal es que la palabra sea acompañada de la acción, lamentablemente, no es así, porque hemos aprendido a vivir de las apariencias y ante la invitación de Cristo a creer en Él, decimos si, pero no actuamos conforme a lo que nos dice el Evangelio. Podemos engañar a algunos, pero no al Señor que lo conoce todo.

Estas son las lecturas de este domingo y el video del evangelio.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

tres × tres =

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: