Ir a la barra de herramientas

II domingo de Cuaresma.

Nos disponemos a celebrar el segundo domingo de Cuaresma, encaminándonos hacia la Pascua con Cristo. Este es el domingo de la transfiguración: Cristo deja ver su gloria a sus discípulos, como un anticipo de su resurrección. En nuestro camino cuaresmal, no nos olvidamos de pedir a Dios que esta Eucaristía “nos prepare a celebrar dignamente las fiestas pascuales”.

 El relato de la vocación de Abrahán que encontramos en el libro del Génesis nos presenta al patriarca dejando su tierra y emprendiendo un largo viaje hacia una tierra prometida por Dios. El salmo recoge expresiones de confianza que muy bien podrían haberle acompañado durante la ruta. La escena evangélica de la transfiguración confirma la vocación de Jesús como Hijo amado de Dios e invita a los discípulos a que lo escuchen y le sigan en el camino hacia la Pascua. Pablo subraya que la fidelidad a esta “vocación santa”, no exenta de dificultades, no es obra nuestra, sino fruto de la gracia que se ha manifestado en Jesucristo.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + 10 =

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: