Ir a la barra de herramientas

III domingo de Pascua.

Es necesario reconocer  que Jesús ahora resucitado es nuestro único salvador. Por Él tenemos fe y esperanza en la vida eterna. Él nos abre los ojos y nos muestra que lo encontramos siempre presente en la Eucaristía.

El testimonio de Pedro sobre la resurrección de Jesús es lo que escucharemos en este fragmento del discurso pronunciado el día de Pentecostés. San Pedro nos invita a asumir con seriedad y responsabilidad la propia existencia, y como cristianos hemos de alegrarnos al saber que por Cristo resucitado somos salvados. Jesús sale al encuentro de los suyos, para devolverles el ánimo y la esperanza. Entonces como hoy, Él siempre se hace presente entre nosotros.

Estas son las lecturas de este domingo junto al vídeo del evangelio para poder verlo en casa junto a la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once + 2 =

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: