Semana Santa 2020.

Aquí tienes en este cartel los actos principales de esta Semana Santa.

¡¡¡TE ESPERAMOS PARA TENER UN ENCUENTRO

PERSONAL CON JESÚS !!!

Mensaje del Papa Cuaresma 2020.

Con motivo de la Cuaresma 2020 que comienza mañana, miércoles de ceniza, 26 de febrero, el Papa Francisco nos regala un mensaje que nos llama a vivir este tiempo que la iglesia nos regala.  Para descargar el mensaje haga clic encima de la imagen. Feliz Cuaresma 2020.

También puedes oírlo. Haz clic sobre esta nueva imagen.

Miércoles de ceniza.

VII domingo del tiempo ordinario.

Queridos hermanos celebramos el  séptimo domingo del tiempo ordinario. Hasta este domingo llegamos celebrando el tiempo ordinario, lo interrumpiremos para dar paso a la cuaresma, que iniciará con el Miércoles de Ceniza de esta misma semana. En las lecturas de hoy se ve muy bien la estrecha relación que se busca entre la primera y el evangelio: la lectura del AT anticipa la lección que nos dará Jesús en el evangelio, con muy parecidas motivaciones para el amor fraterno, que es el aspecto que caracteriza más a este domingo. El sermón del monte que nos ha venido relatando el evangelio de San Mateo los domingos anteriores, continúa esta vez con recomendaciones dedicadas a la caridad fraterna, en las que también quiere Jesús que sus seguidores hagan algo “extraordinario”, algo más que la mera justicia.

Estas son las lecturas de este domingo y el video del evangelio.

VI domingo del tiempo ordinario.

Nos disponemos, queridos hermanos, a celebrar el Sexto Domingo del Tiempo Ordinario este 16 de febrero.
En la escuela de Jesús, que vamos siguiendo domingo tras domingo, aprendemos cuál es la mentalidad del Maestro que nos ha enviado Dios, comparada con la del AT y los maestros del tiempo de Jesús. Siguiendo el “sermón de la montaña”, vemos cómo Jesús supera la Ley antigua, en una línea de mayor profundización y autenticidad.

Estas son las lecturas de este domingo junto al vídeo del evangelio.

V domingo del tiempo ordinario


Nos preparamos en torno al altar para compartir juntos el Banquete del Señor, en este quinto domingo del tiempo ordinario. En esta y otras celebraciones, estamos acostumbrados al simbolismo de la luz. Hoy tenemos velas encendidas en el altar y en el Santísimo (…). En las lecturas de hoy se dirige este simbolismo a la vida misma del cristiano: es la persona del creyente la que tiene que ser luz para los demás. Esto nos lo dicen el profeta en la primera lectura y Jesús en el evangelio. Inmediatamente después de la lista de bienaventuranzas, que leíamos el domingo anterior, pasa Jesús, en su sermón del monte, a hacer estas afirmaciones de hoy: nosotros, como cristianos, somos sal y luz del mundo.

Veamos las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio para disfrutar en familia.

Únete con nosotros.

Presentación del Señor.

“En el encuentro entre el anciano Simeón y María, joven madre, el Antiguo y el Nuevo Testamento se unen de modo admirable en acción de gracias por el don de la Luz, que ha brillado en las tinieblas y les ha impedido que dominen: Cristo Señor, luz para alumbrar a las naciones y gloria de su pueblo Israel. El día en que la Iglesia conmemora la presentación de Jesús en el templo, se celebra la Jornada de la vida consagrada. De hecho, el episodio evangélico al que nos referimos constituye un significativo icono de la entrega de su propia vida que realizan cuantos han sido llamados a representar en la Iglesia y en el mundo, mediante los consejos evangélicos, los rasgos característicos de Jesús: virgen, pobre y obediente”. (Benedicto XVI, 2 de febrero de 2012).

Muchos ojos vieron y muchas manos tocaron a Aquel Niño que iban a circuncidar. Pero sólo unas manos lo tocaron con fe y unos ojos se emocionaron hasta decir que ya no le daba miedo la muerte. Eran las manos y los ojos del Anciano Simeón. No basta tocar a Jesús. Hay que tocarlo con fe.

Estas son las lecturas que el Señor nos regala este domingo junto con el vídeo del evangelio.

 

 

Sí se puede, sí se puede.

El primero de año, alguien me comentaba:” anoche, viendo las campanadas, no me cabía en la cabeza que la gente tuviera ganas de decir feliz año nuevo, tal y como están las cosas”: Y no se puede negar la realidad: falta de trabajo, precariedad laboral, incertidumbre con el gobierno, la cuestión económica – por el momento – no pinta muy bien , la escalada de tensión internacional, el terrible drama de la inmigración y que la escalada de las pateras que no cesa, los incendios devastadores de Australia, la violencia y agresiones sexuales… además de los problemas personales de cada uno, de las rupturas familiares, las enfermedades… Todo esto hace que el año nuevo se presente para muchos como algo oscuro y lleno de amenazas, en donde inevitablemente te tienes que meter sin saber si saldrás. De ahí que no se tengan ganas de decir “feliz año nuevo”.

A esto le añadimos que esta semana hemos celebrado la semana de oración por la unidad de los cristianos, Sí es cierto: los cristianos no nos llevamos bien, pero nada bien y eso que somos un montón. Quizás cada vez seamos menos y el ejemplo de no reconciliación puede motivar a que más de uno coja la maleta y diga yo me bajo de este barco. Todos los años pedimos, con diferentes lemas, que la unidad sea una realidad, pero todos los años nos volvemos a quedar en buenas intenciones pero nada más que eso. Me queda el consuelo que el año que viene volveremos a rezar por una unidad que por el momento nunca se cumple. El lema de este año es nos mostraron una humanidad poco común, yo diría que mostramos una humanidad nada común para lo que somos y representamos.. Sin embargo quiero reivindicar y reivindico el grito de muchos estadios de fútbol que cuando su equipo va cuesta arriba y no responde a las expectativas que en un momento determinado se habían planteado para él, resuenan treinta mil gargantas a una sola voz: sí se puede. Y me uno a ese grito unánime. Y me uno, porque este fin de semana celebramos la infancia misionera. Las nuevas generaciones son las que tienen el testigo en su mano para que ese pábilo vacilante no se apague y sigua siendo esa luz en un mundo marcado muchas veces por la tiniebla de la ideología, del insulto, de la falta de respeto…..

Es curioso como Isaías anuncia la marcha de un pueblo que camina sin GPS, en la oscuridad, Jesús, al inicio de su vida pública, se instala en esos lugares donde la luz no es precisamente el lugar de residencia. Hoy en día nuestras nuevas generaciones han de ser las encargadas de llevar esa luz que nosotros les dejamos para que ellos se iluminen y que les hemos enseñado a que su autonomía sirva para no perderse en territorio tenebroso. Por eso, Jesús, sigue llamando por el nombre de todos y cada uno de nosotros, como lo hizo con Pedro, con Andrés… LLamó en el silencio de una orilla con el susurro de unas olas que probablemente acompasaban su trabajo. Hoy, pero en un mundo ruidoso, donde las nuevas tecnologías impiden el diálogo fluido, Jesús sigue llamándonos a todos y cada uno de nosotros. Seguro que somos incapaces de oír su llamada. Pero seguro que sigue resonando más que nunca que sí se puede. Ojalá que las nuevas generaciones, cual aficionados en un estadio, como misioneros que empiezan un comienzan, puedan seguir cantando que sí se puede y que Jesús sigue siendo luz que brilla y alumbra en la oscuridad.

                                                                                                                                                                         Hasta la próxima.  Paco Mira.

III domingo del tiempo ordinario.

Bienvenidos queridos hermanos a la celebración del banquete del Señor en este tercer domingo del tiempo ordinario. Este día retomamos la lectura del evangelio de San Mateo, el cual nos acompañará durante todo el presente ciclo litúrgico. La luz que brilló en la Navidad sigue haciendo eco en la liturgia de hoy. Las lecturas de hoy giran en torno a Jesús, que es en verdad la luz, la alegría y la liberación. Jesús comienza hoy a proclamar su Evangelio y elige a sus primeros discípulos. Dispongámonos con atención a escuchar esta palabra de salvación.

Estas son las lecturas de este domingo. También como es habitual les dejamos con el vídeo del evangelio para disfrutarlo en familia. 

Jesucristo tú eres mi vida.

Te presentamos este vídeo con este tema que tanto amaba nuestro Papa Juan Pablo II. Escucha con mucha atención el mensaje que te dice este tema musical.  Espero que te guste y puedas disfrutarlo todas las veces que desees desde este blog, el cual te animamos a que lo difundas pues es una ventana abierta a la evangelización de nuestro barrio y de todas sus gentes. 

 

 

ANÍMATE, DIOS TE AMA.

       

TE ESPERAMOS A PARTIR DEL 20 DE ENERO DE 2020.

II Domingo del tiempo ordinario.

Acabamos de salir de las fiestas navideñas y entramos en el Tiempo Ordinario en su segundo domingo, que es como un eco todavía de las celebraciones navideñas.
Las lecturas de hoy nos ayudan a centrar nuestra atención en la persona de Jesús, el Enviado y Mesías, anunciado por los profetas y ahora presentado por Juan como el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. El Bautismo de Jesús lo cuenta el evangelista Juan con un claro testimonio del Bautista sobre Jesús. Es el segundo testimonio de Juan, ahora ya en las cercanías del inicio de la vida apostólica de Jesús. El profeta del Jordán logró discernir la singularidad del hombre recién venido de Nazaret y advirtió que éste no era un hombre común y corriente, antes bien, estaba ungido por el Espíritu.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio dominical.

Acontecimiento.

Bautismo del Señor.

Nos da mucha alegría recibirles hoy en la Casa de Dios para celebrar juntos la Fiesta del Bautismo del Señor, con la que damos fin al ciclo de Navidad y comenzamos el Tiempo Ordinario que precede a la Cuaresma. Terminamos la Navidad con la escena que da inicio a la misión pública de Jesús: su Bautismo en el Jordán, donde recibe la confirmación oficial de su mesianismo. Del Niño recién nacido pasamos al Profeta y Maestro que nos ha enviado Dios y que va a comenzar su misión.

Estas son las lecturas de este domingo y el vídeo del evangelio. 

Te puede interesar.

Epifanía del Señor.

Celebramos el 6 de enero la gran fiesta de los Reyes. En ella se conmemora la manifestación de Jesús: hoy a los gentiles, luego en el bautismo y las bodas de Caná. Es la fiesta de la luz que nos ilumina y de regalos porque hemos recibido el don más precioso: Jesucristo mismo. Los Magos buscaban con plena sinceridad a Cristo para ofrecerle sus riquezas, su fe, amor, y ofrecerse ellos mismos. Estamos invitados a encontrar a Cristo especialmente en el Evangelio y en la Eucaristía.

Estas son las lecturas de este día.  Y el vídeo del evangelio.

II Domingo después de Navidad.

Bienvenidos a este domingo II después de la Navidad.  En la primera lectura el Libro del Eclesiástico,”prepara” bien la lectura del prólogo de Juan, porque habla de la sabiduría de Dios. Jesucristo es simultáneamente sabiduría, designio salvífico y encarnación de Dios. En la segunda lectura que escucharemos de la Segunda Carta a los Efesios, canta Pablo las excelencias incomparables de la nueva vida en Jesucristo, que se encarnó y habitó entre nosotros. Y por último en el evangelio, escucharemos hoy, con el prólogo del evangelio de San Juan, el mejor resumen teológico, no sólo del misterio de la Navidad, sino de toda la historia de la salvación.

Estas son las lecturas de este domingo. Y también les dejamos con el vídeo del evangelio.

Translate »